Logo Estoc
Logo Estoc

Blog

27.02.19

Decoración e Interiorismo

Hostal Grau, ejemplo de sostenibilidad en el corazón de Barcelona

La revista Suitcase ha seleccionado sus diez hoteles eco-friendly preferidos en todo el mundo y entre ellos está el Hostal Grau en Barcelona. Al ver este listado nos ha llenado de satisfacción saber que uno de los clientes de L’estoc está entre los seleccionados y que con los muebles hemos puesto nuestro grano de arena.

 

“Si pensabas que alojamiento de alta calidad y sostenibilidad eran mutuamente excluyentes, piénsalo de nuevo. En todos los rincones del mundo, los hoteles ahora ofrecen prestaciones de lujo, excelente servicio e instalaciones de primer nivel, junto con algunas credenciales ecológicas bastante impresionantes. (…)

 

Hostal Grau, Barcelona

Deje a un lado sus pensamientos sobre los recorridos organizados de bares y los dormitorios dudosos, este albergue es mucho más como un hotel boutique, y además sostenible. Desde los colchones de fibra de coco hasta los muebles reciclados y los grifos automáticos de ahorro de agua, se han hecho todos los esfuerzos posibles para implementar sus intenciones sostenibles. En el centro del bullicioso distrito histórico de Barcelona, el estilo tampoco se ha escatimado, y las habitaciones sencillas pero elegantes ofrecen el perfecto rincón para un fin de semana explorando la ciudad.”

Suitcase Magazine

 

Como la tinta y el plumero, desde un principio los valores de L’estoc se han identificado con la propuesta verde de este Hotel Eco Boutique y nos ha permitido crear espacios comprometidos con el medioambiente y la sostenibilidad a partir de la combinación de nuevos diseños con criterios de economía circular y consumo responsable y hechos con materiales reutilizados. Así, entre todos reducimos los residuos que generamos sin renunciar al buen gusto. Para abordar este interesante reto, apostamos por el uso de contraventanas de madera maciza para crear los muebles-bar, así como por puertas balconeras recuperadas para los espejos. Se mantuvo el acabado con restos de la pintura original para dar un ambiente acogedor a los huéspedes.

 

Pero los criterios con los que trabajamos en L’estoc son complementarios con los de nuestros clientes y es por esto que volvimos al hotel para hablar con Mónica Vallejo, la propietaria e idealizadora de este proyecto eco-friedly.

 

 

¿Cómo ha surgido la idea de transformar el Hostal Grau en un alojamiento sostenible?

Hace cinco años, mi marido y yo fuimos a una conferencia que hablaba sobre la certificación LEED, que se basa en criterios 100% sostenibles, tanto en la construcción como en el interiorismo. Vimos que este tipo de iniciativa era más habitual en hoteles que están en entornos verdes y en el campo y nos cuestionamos por qué no intentarlo en un hotel urbano.

A pesar de que aún no tuviéramos la idea de transformar nuestro hotel en sostenible, teníamos planteado hacerle una reforma. Por esta época, en casa ya habíamos empezado a cambiar nuestra filosofía, a comer de forma más sana, incorporar hábitos más sostenibles, gastar menos agua, etc, entonces nos planteamos dar un paso más allá y hacer la reforma del hotel en base a la certificación LEED.

 

¿Cómo fue el proceso para seguir la certificación LEED?

Contratamos ingenieros especializados en esta certificación y la obra se hizo siguiendo todos los parámetros exigidos por ella. Una obra que nos ha costado tres veces más que si la hubieramos hecho sin esta preocupación ambiental, ya que todo es más caro y tarda más tiempo, pero el resultado final es muy positivo y a día de hoy ya vemos el retorno económico en agua, energía y gas.

 

¿Cómo se ha aplicado el tema de la sostenibilidad en el interiorismo del hotel?

Unos de los requisitos de la certificación LEED es que los muebles sean recuperados y locales, así que fuimos en busca de este tipo de muebles en diferentes sitios, algunas cosas las trabajamos nosotros mismos restaurando algunos muebles que ya teníamos y otros de casa de los abuelos. Las camas, por ejemplo, son orgánicas y hechas a mano.

 

¿Cómo conocisteis a L’estoc?

Conocimos a L’estoc a través de la interiorista Rosa Bramona, responsable del interiorismo del hotel, que me explicó sobre el trabajo de reaprovechamiento de materiales, además de emplear personas con discapacidad intelectual.

Lo que tenía muy claro es que el tema social era algo que quería introducir y que fuera algo muy importante dentro de la política y filosofía del hotel y me pareció un match perfecto con el proyecto L’estoc. Fuimos a visitarles y en seguida hubo una gran conexión con Jordi. Decidimos hacer con ellos todos los muebles-bar y los espejos de las habitaciones y algunas mesas que se encuentran en las zonas comunes del hotel.

 

¿Qué opinan los huéspedes sobre los muebles?

Los muebles recuperados llaman mucho la atención, cuando saben que están hechos por gente con discapacidad despierta aún más el interés hasta al punto de preguntar por los precios y si el hotel los vende.

Les gusta mucho la sensación de que las habitaciones están poco cargadas, paredes blancas y con pocos detalles. Solo entrar en la habitación tienen la sensación de paz, calidez y “buen rollo”. La idea era justamente dar un aire de isla ibicenca a pesar de estar en el medio de la ciudad y esto a los huéspedes les encanta.

 

También puedes ver la entrevista completa en nuestro canal de YouTube.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/vLMNjjk00wc" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

 

 

Agradecemos al Hostal Grau la confianza en el trabajo de L’estoc y su apuesta por la sostenibilidad y la responsabilidad social.

 

Si deseas conocer la lista completa de la selección de la Revista Suitcase, que incluye desde hoteles de lujo y cabañas ecológicas hasta una isla privada y una casa en un árbol, accede al artículo original aquí